Cinco consejos para conformar alianzas en beneficio de la escuela

Generar espacios de participación y construir vínculos con la comunidad y organizaciones sociales y gubernamentales, impulsa el mejoramiento de la calidad de la educación que se imparte.

El apoyo de actores externos es fundamental ya que facilita procesos, origina oportunidades y dinamiza el desarrollo de las instituciones. Por consiguiente, los directivos que construyen puentes, realizan una lectura del contexto y administran los recursos físicos, humanos y financieros de forma efectiva; responden adecuadamente a las necesidades de sus escuelas.

Tener disposición y reconocer que la escuela no puede actuar sola: Para enfrentar variables contextuales y asumir plenamente el plan educativo, es necesario contar con el apoyo de entes externos.

Identificar las necesidades para mapear posibles aliados: La información y los datos que genera la escuela permiten reconocer situaciones críticas y procesos a fortalecer; con ello, es posible comenzar a mapear aliados que puedan aportar al mejoramiento institucional.

Ofertar: Generar espacios para que la comunidad y los actores externos conozcan los proyectos y procesos que se conducen en la escuela.

Definir los objetivos y fijar metas puntales: Desarrollar una visión estratégica en conjunto con los aliados de hacia dónde se quiere caminar, para así monitorear el progreso de las acciones implementadas.

Dar y recibir: Es importante que las relaciones sean recíprocas y los beneficios, mutuos, pues en la correlación de las alianzas es posible el desarrollo escolar y local. 

0 Comentarios

Contesta

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account