El papel de docente en la construcción de ciudadanía

Las escuelas tienen el poder social de transformar contextos. Al implementar buenas prácticas pedagógicas y formar a los estudiantes en competencias básicas, ciudadanas y laborales, se construye una mejor sociedad.

Desde la práctica cotidiana es posible impulsar el aprendizaje no solo de conocimientos académicos sino también de saberes para la vida. Por lo tanto, los docentes cumplen un papel central en estos procesos, ya que son los encargados de formar ciudadanos con las capacidades y los conocimientos necesarios para que participen activamente y se desenvuelvan en el mundo.

Un buen maestro influye positivamente en los alumnos, así que es importante que los educandos lideren y promuevan relaciones basadas en el respeto, igualdad y equidad con sus pares. Es desde el ejercicio habitual de la convivencia pacífica que se contribuye a construir el futuro que deseamos.

Las dinámicas pedagógicas hace algunos años eran distintas a las actuales. Anteriormente, los docentes enseñaban las asignaturas bajo las mismas metodologías, ahora las prácticas académicas no se encuentran reguladas por los contenidos sino por los alumnos y la necesidad del aprendizaje adecuado de cada uno.

La enseñanza contemporánea está centrada en el estudiante y el maestro de hoy debe buscar caminos, alternar métodos, dialogar con sus colegas, reflexionar, investigar, cuestionarse y lograr traducir el conocimiento a diversas audiencias, según las distintas formas que los estudiantes tienen de aprender.

Líderes, la función social de la escuela involucra a toda la comunidad educativa, por lo cual el apoyo a los educandos debe ser constante. Las tareas de los maestros se han multiplicado y por esta razón es fundamental que se les asista para que cuenten con herramientas para mejorar sus prácticas de enseñanza y así los estudiantes aprendan más y mejor.

Inspirar, dirigir y acompañar a los docentes es clave para lograr transformaciones reales. Ellos son el puente entre la comunidad y el conocimiento y los encargados de encauzar al alumno, conectarlo con los contenidos y generarle el deseo de aprender.

Formar a los estudiantes en el ser y en que sean cada día mejores personas y ciudadanos es el desafío de cada institución para contribuir a la construcción de un mejor futuro. Motivar a los docentes y junto con ellos y el resto de la comunidad educativa generar un sistema escolar donde las relaciones estén basadas en la igualdad, equidad y la no discriminación y respeto por los derechos humanos consolida una educación de calidad.

0 Comentarios

Contesta

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account