“El líder es el timonel de un gran barco”

Empleando la pedagogía como espina dorsal de la educación impartida en su institución, Edgar Torres Palma, nacido en Pasto – Nariño, Colombia; trabaja de la mano de su comunidad educativa para lograr cambios sociales positivos que mejoren su entorno.

mapa-edgar-nariñoEdgar es licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad de Nariño y magíster en Administración Educativa con énfasis en Gestión y Dirección de la Universidad del Valle. Actualmente lidera la Institución Educativa San Bartolomé de la Florida, Nariño, y se desempeña como presidente de la Asociación de Rectores de los centros formativos de su departamento y representante del Comité Cívico de la región.

Formarse como líder le ha dado la oportunidad de actualizarse y de entender a la escuela como un espacio social y cultural donde se debe promover una educación que desarrolle competencias humanas y conocimientos científicos según las necesidades y requerimientos de la sociedad actual.

La institución que dirige se encuentra ubicada a 10 km. del cráter principal del volcán Galeras, una zona rodeada por un paisaje natural extenso, que es considerada de alto riesgo por su proximidad a éste. Las personas de la región son emprendedoras y el enfrentarse a estas condiciones naturales los ha hecho resistentes.

Gracias al liderazgo de Edgar y a su trabajo con la comunidad se han generado espacios formativos de prevención de riesgo para enfrentar cualquier eventualidad natural. En la actualidad disponen de una política de prevención definida, que cuenta con un sistema interno de alertas tempranas, señalética y puntos de encuentro; y simulacros periódicos.

Formando nuevos ciudadanos

La escuela tiene el gran reto de contribuir a la construcción de una cultura de paz; así que es deber de los centros formativos trabajar con la comunidad para que dentro y fuera del aula de clase se instauren relaciones basadas en equidad, justicia y sana convivencia, que aporten efectivamente a la transformación nacional.

Para el líder, instruir en ciudadanía es clave para el progreso y el cambio social, por lo cual considera que el desafío coyuntural actual es formar nuevos ciudadanos, hijos y estudiantes gestores de paz.

“La educación necesita un trabajo de reingeniería que convierta a las instituciones en escenarios de aprendizaje y centros de conciliación incluyentes, que promuevan la defensa de los derechos humanos, para hacer de la enseñanza el soporte que requiere la sociedad”.

De 2015 a 2016, Edgar participó en el programa Rectores Líderes Transformadores (RLT) de la Fundación Empresarios por la Educación (FEXE), y recientemente culminó su formación.

Instruirse en liderazgo, comenta, lo llevó a autoevaluarse, vigorizó y fortaleció sus competencias directivas, administrativas y comunitarias, y le permitió orientar los procesos académicos y de gestión hacia lo social, teniendo como norte “formar nuevos hombres y mujeres para nuevos tiempos”.

En su institución ahora promueve la implementación de metodologías y prácticas pedagógicas didácticas e innovadoras, y la elaboración de experiencias significativas y proyectos que impulsen el desarrollo de competencias ciudadanas y conocimientos científicos que contribuyan a la construcción de una cultura de paz en el país.

“La palabra rector está en desuso, los directivos deben ser catalogados como líderes de su institución y entorno; ellos son el timonel que guía, la brújula que orienta y la carta de navegación que posibilita trazar rutas, caminos y horizontes que lleven a un progreso permanente, transformen situaciones, realidades y contextos, y conduzcan al cambio que necesita la patria”.

 

Save

Save

{{heart_svg}}Me gustaMe gusta
16
0

 


 Las claves del líder Edgar Torres Palma para transformar las dinámicas escolares

Save

Save

1 Comentario
  1. Imagen de perfil de Marcela Moreno Pinzón

    Felicitaciones mi querido Edgar y gracias por compartir con este equipo humano todos sus saberes y experiencias frente a lo que implica liderar instituciones educativas en contextos donde aquello del principio de la vida como centro fundamental del acto educativo, se hace realidad tanto en las pequeñas acciones cotidianas, como en los grandes proyectos inspiradores que emergen de esa convicción que en sus palabras se resume en creer que “la educación tiene que ser el arma más poderosa que permita el progreso y el cambio social”. Mi más sentida admiración por su labor como líder pedagógico tanto en la comunidad educativa de La Florida como a nivel departamental. Un abrazo y que la vida le siga llenando de fuerza, sabiduría y bendiciones

Contesta

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account