La tarea del líder: formar comunidad

La articulación con el equipo de trabajo de un líder es fundamental para lograr transformaciones reales. Esta fue una de las conclusiones del encuentro en línea la compañía del rector, sesión en la que se tejieron nuevas ideas sobre el vínculo de éste con las personas que lo rodean.

El encuentro, realizado en la Red de Liderazgo, contó con la participación de la hermana Mónica Tausa, rectora de la Normal Superior María Auxiliadora de Santa Marta; Martín Felipe Uribe, rector de la I.E.R. Benigno Mena González de San Jerónimo, Antioquia; y Jesús Mejía, asesor del Programa.

En torno a un diálogo basado en experiencias, los invitados resaltaron la importancia de reconocer el valor de cada persona para alcanzar objetivos de impacto para las instituciones educativas.

“Yo como rectora me identifico con la postulación de la compañía, no de la soledad. La misión es apasionante, desafiante; pero allí es donde he experimentado la compañía. Yo me siento caminando en grupo”, afirma la directiva de Santa Marta.

Su propuesta de articulación con toda la comunidad educativa, le ha permitido fortalecer los vínculos de comunicación con docentes, estudiantes y padres de familia; con el fin de dar valor a un objetivo compartido.

“El desafío es que la comunidad no se convierta en una masa uniforme, sino que se conozcan todas las historias. Porque ser familia, es también sentirme identificada con el otro”, apunta.

En la misma línea, Martín Uribe, rector a cargo de 10 sedes educativas del occidente antioqueño, apuesta por el acompañamiento sin medir distancias. Su experiencia con otros directivos y actores del sector educativo, le dota de ideas innovadoras en la construcción de redes directivas en el departamento.

“Nosotros aprovechamos el encuentro, no sólo físico, sino también virtual para conocer experiencias de carácter pedagógico y demás. Pero, sobretodo, hacemos un acompañamiento humano”, dice el rector.

Además, apunta que hace algunos años la soledad del rector era muy notable, pero actualmente puede afirmarse que hubo un giro porque existen profesionales interesados en cambiar de rumbo, en eliminar barreras y reconocer las fortalezas y falencias en el sector educativo.

Para concluir el encuentro, Jesús Mejía resaltó la idea del liderazgo del rector como elemento que fortalece los lazos familiares. “No sólo se trata de propiciar un buen ambiente laboral, sino también de lograr resultados por el bienestar de los niños, para que sean mejores personas y que sean felices de verdad. Esta es una labor que lidera el rector y sí es posible que sienta la compañía de toda su comunidad, es posible también mejorar el ambiente y lograr otros resultados”, apunta.

1 Comentario
  1. Imagen de perfil de Doris Stella Vergara de Monsalve

    La soledad del rector se da cuando no se tiene un verdadero equipo humano, un equipo de gestión como coordinadores, orientadores y docentes comprometidos en el proceso educativo, que den resultados efectivos al servicio educativo.
    Hoy en día con los medios tecnológicos nos acercan cada vez a los pares académicos de diferentes regiones, sería una buena experiencia visitar a esos maestros comprometidos con sus proyectos educativos.
    Felicitaciones a la hermana Mónica Tausa de la norma María Auxiliadora en Santa Marta y al rector Martín Felipe por compartir sus experiencias e inquietudes.

Contesta

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account