La evolución hacia una escuela inclusiva

inclusiva

Cuando una escuela disminuye las barreras de acceso para el aprendizaje, puede considerarse inclusiva. La participación de toda la comunidad educativa es clave, pero también lo es el compromiso de un líder transformador capaz de movilizar la transformación institucional.

Varias fueron las conclusiones recopiladas en el encuentro en línea retos y desafíos para construir una escuela inclusiva realizado en la Red de Liderazgo Escolar. Dicha sesión fue enriquecida por las experiencias de las rectoras de Yumbo, Valle del Cauca; Diana Mirelly Triviño y Alicia Tulande Paz; quienes además de ser egresadas de RLT, también han gestado proyectos importantes de inclusión en sus respectivos establecimientos educativos.

“Una de las grandes apuestas es tener un currículo incluyente que apunte a la diversidad y reconozca el potencial de todos”, señala la líder Diana al narrar cómo su comunidad acogió la transformación curricular y abrió sus puertas a población estudiantil y docente con necesidades especiales.

Valle del Cauca, como muchos departamentos colombianos, cuenta con instituciones de visión etnoeducativa. Una de ellas es la liderada por Alicia Tulande, una escuela considerada en su mayoría como afro, pero que también integra la riqueza social y cultural de población indígena del sector norte de Yumbo.

“Lo que hemos hecho hasta ahora es unir los proyectos comunitarios y complementar con otros componentes pedagógicos desde la etnoeducación. Queremos formar líderes pero sin dejar de lado su contexto social”, apunta.

Ambas coincidieron en que para dirigirse hacia una educación inclusiva, también debe existir un reconocimiento del ser por parte del directivo líder. Es decir, “recordar que la escuela no es cuadriculada, sino que es un espacio donde llegan seres humanos. Una escuela y un directivo incluyente debe despojarse de cualquier prevención para encontrar los talentos”, dice Diana Mirelly.

Cada escuela tiene retos diarios en pro del mejoramiento de aprendizajes y experiencias para las niñas y niños; pero sin duda el mayor de ellos es invitar a la comunidad a empoderarse de una mirada apreciativa hacia el otro. Ahí está la respuesta para una verdadera educación inclusiva.

Revive el encuentro en línea retos y desafíos para construir una escuela inclusiva realizado en la Red de Liderazgo Escolar.


¿Qué desafíos o retos enfrenta un líder escolar para hacer de la escuela un espacio inclusivo?

 

4 Comentarios
  1. […] lanzamiento oficial se realizó durante el encuentro en línea retos y desafíos para construir una escuela inclusiva, anuncio que permitió que los directivos participantes pudieran descargar la aplicación para […]

  2. Imagen de perfil de Doris Stella Vergara de Monsalve

    La educación inclusiva puede considerarse como un proceso de fortalecimiento de la
    capacidad del sistema educativo para atender a todos los educandos. En este sentido el líder debe aplicar y formular estrategias de aprendizaje que respondan a la diversidad de los educandos.
    Implica también crear entornos inclusivos, como el respeto, la comprensión y la atención a la diversidad cultural,
    social e individual; el acceso en condiciones de igualdad a una educación de calidad; y la estrecha coordinación con otras políticas sociales.

    • Imagen de perfil de Ana Isabel Mejía Gutiérrez Autor

      Rectora Doris, su comentario refleja los puntos más importantes de una escuela inclusiva, especialmente en lo relacionado a las “condiciones de igualdad para una educación de calidad”. ¿Tiene algún ejemplo para compartir o experiencia institucional que pueda contarle a los demás líderes escolares de la Red de Liderazgo?

      ¡Gracias por escribirnos!

  3. Imagen de perfil de Edgar de Jesus Mesa Castillo

    Que interesante apunte el expresado por la compañera Diana ” “recordar que la escuela no es cuadriculada, sino que es un espacio donde llegan seres humanos. Una escuela y un directivo incluyente debe despojarse de cualquier prevención para encontrar los talentos”, ese es el punto de partida y la columna vertebral que sostiene y transforma los procesos educativos encaminándolos hacia la Educación Inclusiva, desde “el reconocimiento del otro, como ser con capacidades intrínsecas y diversas que coadyuvan en la construcción de saberes, teniendo como elemento facilitador la comunicación asertiva y el trabajo colaborativo. Muchas gracias.

    RLT Casanare.

Contesta

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account