¿De qué está hecho el liderazgo educativo?

En los meses de febrero y marzo, la línea de liderazgo educativo de FExE realizó una serie de actividades con el propósito de avanzar en la construcción del concepto de liderazgo educativo. Una de las invitadas a estas jornadas fue  Clara Amador-Lankster, quien dejó valiosos aportes para pensar el liderazgo educativo, sus prácticas, atributos y desafíos.

Lea el artículo, escuche el audio, vea el video y participe en el foro.

 El país cuenta actualmente con cerca de 18.000 mil directivos docentes. Cotidianamente se enfrentan a la toma de decisiones de cara a garantizar la autonomía de la escuela y la calidad de los aprendizajes que allí se dan. Tal desafío requiere del rescate y fortalecimiento de sus capacidades de liderazgo.

 

Uno de los pensadores destacados en los estudios sobre el liderazgo, Kenneth Leithwood, señaló a principios de la década del 2000, que cuando un liderazgo reconoce y promueve que maestros, maestras, estudiantes y familias (funcionarios públicos, gerentes, consultores, maestros universitarios, entre otros) se empoderen frente a la toma de decisiones y actúen en favor de ellas, los resultados positivos de la educación, aumentan en razón de un 27%.

En los últimos años hemos asistido a una “explosión” de estudios sobre el liderazgo, que responde, sobre todo, a la convicción consensuada sobre los impactos que tiene un buen liderazgo para el desempeño exitoso de una organización social, económica o, como es nuestro caso, educativa.  La concepción del liderazgo y, puntualmente el liderazgo educativo está atravesado por procesos sociales, económicos, políticos y culturales que determinan su identidad y le dan un carácter histórico en tanto se transforma.  Se trata de una cultura que involucra el compromiso y la implicación de todos los miembros de la comunidad escolar en la marcha, el funcionamiento y la gestión de la escuela.

 

Este planteamiento supone una profunda redefinición del papel del directivo docente quien, en lugar de ser un mero gestor burocrático, pasa a ser agente de cambio que aprovecha las competencias de los miembros de la comunidad educativa en torno a una misión común. Este ejercicio de dirección como liderazgo se ve como una práctica distribuida, más democrática, “dispersada” en el conjunto de la organización, en lugar de ser algo exclusivo de los líderes formales.

 

En este contexto y en un panorama no ideal sino posible es viable considerar un conjunto de prácticas que, aunadas, potencian la efectividad del liderazgo distribuido:

  • Lograr consensos sobre la visión, los objetivos y las expectativas de la escuela; esos consensos inspiran e llevan a actuar de manera articulada y participativa en el presente y con miras a un futuro (categoría 1: Mostrar direcciones de futuro);
  • Establecer un vínculo entre las capacidades y necesidades de formación y crecimiento personal (no solo académico sino emocional también) de cada uno de los miembros del cuerpo docente y administrativo y los intereses colectivos (categoría 2: Desarrollar personas).
  • Disponer condiciones que permitan que el dinamismo propio de una organización como la Escuela, se dé con miras a favorecer condiciones para el trabajo colaborativo y la participación de los actores que conforman el entorno (familias, organizaciones comunitarias, entidades del Estado y empresas privadas) en proyectos que benefician el bien común. En este ámbito resultan oportunas las acciones que se adelanten en pos de alianzas estratégicas y sinergias que promuevan la corresponsabilidad (categoría 3: rediseñar la organización).
  • Proteger -en medio de las múltiples responsabilidades que implica la vida escolar diaria- los tiempos, condiciones y espacios para que la actividad pedagógica ocurra en condiciones óptimas; así como estimular una cultura de la evaluación que haga parte del trabajo cotidiano y sea usada para encaminar el proceso de enseñanza – aprendizaje y la oportuna toma de decisiones para el mejoramiento.

 

 

Save

Save

{{heart_svg}}Me gustaMe gusta
25
5

Los invitamos a escuchar y/o a leer uno de los aportes que Clara Amador-Lankster hizo en su reciente vista a Colombia. 

Descargue aquí la transcripción.

 

Save

Save

Participe en el foro

La voz de Clara Amador-Lankster

0 Comentarios

Contesta

Contáctenos

Si necesitas ayuda con algún aspecto de la Red de Liderazgo Escolar, deseas reportar un problema, realizar alguna sugerencia o incluso felicitarnos; completa el siguiente formulario.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account