Contar con una buena infraestructura escolar posibilita un adecuado aprendizaje

Contar con una buena infraestructura escolar posibilita un adecuado aprendizaje

Las características de la estructura física de las instituciones contribuyen a conformar ambientes educativos propicios para la enseñanza. Una buena infraestructura posibilita el aprendizaje, ya que ésta influye de manera directa en el desarrollo integral de las potencialidades de los estudiantes.

En el entorno escolar se incluyen aquellos servicios y espacios que permiten el desarrollo de las tareas educativas. Éste debe garantizar el bienestar de los estudiantes y el resto del plantel; ser estimulante, cómodo y seguro para así facilitar la realización de procesos institucionales.

Disponer de zonas para la enseñanza con estructuras físicas y sanitarias en buen estado, es una condición primordial para un adecuado desempeño de alumnos y docentes. Igualmente las áreas de esparcimiento y apoyo pedagógico; y los elementos y factores que proporcionen bienestar, impactan en aspectos como el clima escolar, la permanencia y la concentración.

Los espacios favorables motivan y generan que los alumnos se sientan más interesados por asistir a las instituciones, así como también propician el desarrollo del trabajo escolar e influyen en el rendimiento académico.

Líderes, es necesario prestar especial atención al mantenimiento y mejoramiento de las condiciones del entorno institucional. Gestionar la conservación y optimización de las estructuras físicas de las escuelas y sus espacios para su adecuado aprovechamiento, debe ser prioridad.

Aunque una buena infraestructura no garantice el desarrollo efectivo de competencias, sí es un factor relevante que genera bienestar y facilita las prácticas pedagógicas y los procesos de formación. Si los alumnos se sienten a gusto en los entornos, estarán predispuestos para el aprendizaje.

0 Comentarios

Contesta

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account